Mi intención con este blog es que mi familia conozca constantemente mis aventuras en esta ciudad. Las promesas están para que cumplirlas.

domingo, 7 de noviembre de 2010

Viaje relámpago a Washington II

Por fin en el taxi! Ahora solo me toca seguir las indicaciones que me comentaron por mail. Espero llegar pronto. Me subo en el taxi con un paquistaní y la pregunta obligada es... Peshawar o Islamabad? y después alguna pregunta sobre las diferencias entre los lenguajes urdu y el hindi ya que el urdu en un dialecto y al hacer la pregunta siempre comentan alguna crítica a su vecina India. Recuerdo que con Kike en Dubai siempre lo preguntábamos para socializar con los taxistas y siempre nos hacía mucha gracia. Recuerdo que uno se puso a gritar como un loco y pensábamos que se iba a inmolar en el mismo taxi. No es el caso de este taxista ya que aunque era paquistaní, llevaba 15 años en Estados Unidos con toda la familia y no estaba preocupado por ningún problema político. Para variar, el taxista me dijo que sabía llegar y no lo encontramos. Ponemos el GPS para encontrarlo y nos dirige a otro sitio. El taxista sigue diciendo que no hay problema que lo va a encontrar y evidentemente el taxímetro sigue corriendo. Ya no me acordaba como es de caro el taxi en USA. Vale, voy montado en un Mercedes pero es jodidamente caro! Si no recuerdo mal, me costó un viaje de 10 minutos como 40 dólares.

Ya llegamos a la oficina y mi jefe me espera en la puerta. Subimos y prácticamente no queda nadie, únicamente la asistente y mi jefe. Hablamos todos y me comentan que adicionalmente al equipo que esperaba llevarme, tendré que llevarme otro equipo que llegará mañana así que con lo tarde que es, no tiene mucho sentido organizar todo ya que mañana tocará volver a hacerlo con el resto del equipo. Nos dirigimos con taxi al hotel y quedo con mi jefe en ir a cenar con unos amigos suyos a un restaurante donde ponen jazz. Suena interesante el plan! Me deja en el hotel y le comento que se vaya a casa que yo después le iré a buscar a casa. Le comento que prefiero ir en metro y que me envíe un mail con todos los detalles para llegar en metro. Quiero ir en metro para así darme una vuelta andando en la ciudad. Tengo ganas de andar en una ciudad de noche sintiéndome 100% seguro. Como echo de menos eso! Quitando familia y amigos es una de las cosas que más echo de menos, poder pasear por la ciudad sin tener que estar pendiente de todo. Subo a la habitación para ducharme y cambiarme de ropa y cojo la mochila con la cámara de fotos. Con lo cansado que estoy, si no me llevo la cámara y tengo que volver al hotel seguro que me quedo en la habitación. Ya con todo listo me dirijo a la panta baja. Por cierto, no he contado nada del hotel. Es un hotel de los típicos recargados con decoración con muebles estilo "virreinal" como yo le llamo, moquetas rojas y lámparas de arañas horrorosas. No sé como a la gente le pueden gustar este tipo de hoteles...

Cámara y mapa (ya lo pedí en la recepción) en mano me dirijo hacia la estación de metro de Union Square. Por el camino noto la vida que tiene la ciudad. Gente joven para una lado, para otro y todos animados. Cuanto bullicio en la calle! Llego a la estación y me quedo impresionando con la fachada. Esta estación de metro parece una de las estaciones de tren centrales de cualquier ciudad europea (después lo busqué y fue una antigua estación de tren). Toca fotografía :) No hay mucha luz y me va a tocar poner el tripode. Después de pensarlo llego a la conclusión de que mejor que no ya que si no llegaré tarde. Decido únicamente apoyar la cámara en un contenedor de basura y es suficiente para hacer una foto. Si no, después vendré con el tripode y se la hago. Una vez en el metro, me sorprende que haya tarifas variables en función de la estación. Todos los metro que había visto van en función de zonas y no de tarifas por estación. Después de ubicarme y buscar donde tengo que ir, me subo al vagón. El metro es bastante antiguo y va abarrotado de gente, nada que envidiar al metro de Madrid. Yo siempre comparándolo todo! Siempre he pensado que la comparación es lo peor que uno puede hacer ya que si lo comparas todos siempre buscarás lo mejor y serás más exigente en la vida.

Llego a la parada de metro después de recibir 50 SMS preguntando donde estoy. Dios, que estrés! Solo llego 5 minutos tarde! Nos dirigimos al restaurante en una zona con una gran comunidad extranjera que no recuerdo el nombre. El restaurante es muy acogedor y por suerte no hay mucha gente. Después de conocer a los amigos de mi jefe y hablar un rato, me doy cuenta de que atrabanco un poco en la conversación... no tengo la conversación en inglés lo fluida que me gustaría tener :( bueno, espero que eso se solucione en breve :). La cena está deliciosa! Ya no recordaba lo que era ir a un restaurante y que te pongan una comida sin picante. El vino vuela y las amigas no paran de beber vino. Me resulta curioso ya que las amigas tienen alrededor de 50 años y parecen muchos más jóvenes. Es como si me fuese a cenar con mi madre a un restaurante de jazz y se tomase una botella de vino... no lo veo! Después de una copita y de que mi jefe se duerma como siempre, agarro un taxi y me dirijo al centro. Voy a decirle al taxista que me deje lo más cerca del capitolio para ir a hacer fotos con el tripode.

Llego al capitolio y me pongo a hacerle fotos... después de haber hecho 3 fotos llega un policía en taxi y me pregunta que hago (en ese momento recuerdo que no llevo el pasaporte encima! shit!). Le explico que soy turista y que estoy haciendo fotos. Me indica que no se pueden hacer fotos con tripode y que por seguridad mejor que me vaya de la zona. Me pide el pasaporte y le entrego el carnet de conducir y la visa mexicana. La mira y me insiste que me vaya y que únicamente haga fotos desde la calle del lado y menos en esta noche. Me quedo pensando... que noche?! Es verdad! Ahora lo recuerdo! Esta noche es 11 de Septiembre y lo estuvimos hablando en la cena. No caí que eso puede ser un gran problema para hacer fotos :) Pero total, que me puede pasar? La aventura es la aventura. Rodeo el capitolio y llego a una piscina justo delante donde encuentro a una pareja. Miro la piscina y encuentro el reflejo del capitolio. Alguien se espera que me vaya sin hacerle una foto? El chico de la pareja me ve haciendo fotos y se acerca a mi. Me aconseja que no haga fotos ya que no está permitido y le contestó que únicamente voy a hacer pocas y me voy.

Después me dirijo al mall andando y veo el monumento a Washington al fondo. Que recuerdos me trae todo esto! Sigo andando y haciendo fotos a todas las fachadas de los edificios conocidos que me encuentro como el museo Smithsonian. No me encuentro absolutamente nadie por el camino. Es la una de la mañana y me sorprende que no haya nadie! Llego al monumento Washington y le hago las fotos obligatorias. Estará abierto el Lincoln Memorial? Espero que si, porque de noche puede ser una foto impresionante con la piscina reflectante. Me dirijo al memorial y de paso intento ir a la casa blanca. Imposible! Voy a hacerle una foto pero me encuentro como a 20 coches aparcados en la cercanías a la valla y prefiero no pasar. No hago ni una foto de lejos, aquí si que no puedo hacer el tonto. Decido irme para el memorial andando, recuerdo que estaba muy lejos pero hace muy buena noche :)

Voy andando por la carretera y decido ir por el parque para ver todos los monumentos a las innumerables guerras que hay por el camino. Llego al Licoln memorial y está abierto! Impresionante! Como puede estar abierto? Ahora mismo podría destrozarlo con cualquier cosa! Encuentro también a un espontaneo que está haciendo fotografías como yo. Hablamos un rato y entro dentro para seguir con las fotografías. La verdad es que la estatus de Abraham Licoln impresión más de noche. Parece que se vaya a levantar en cualquier momento. Fotos completadas y me dirijo para el hotel. No recuerdo muy bien donde está, creo que dirigiré hacia el centro andando y allí lo cogeré. Miro el reloj y me sorprendo que sean las 4am... que rápido ha pasado el tiempo. Una vez en el centro, agarro un taxi que me deja en el hotel por 5 USD. Esa distancia me cuesta en México como 10 pesos (0.90 USD)!

Al día siguiente estoy bastante cansado y me levanto con ganas de tomarme un buen café. Me dirijo a buscar a casa a mi jefe para recoger el equipo adicional y nos vamos para la oficina. Una vez allí, nos organizamos con el equipo y las maletas y nos dirigimos a recoger a Melissa para ir a México. En el aeropuerto me dice Melissa que ella no ha embarcado pero intentará cambiar el asiento para sentarse conmigo. Después de una buena conversación con ella pasamos el control de seguridad y nos vamos a comer. Es un poco tarde pero intentaremos comer algo. En el mostrador cambia el asiento y vuelve al restaurante conmigo. Compra una bebida, vuelve al chico del mostrador y vuelve conmigo. Me indica que no había ningún asiento cerca de mi asiento y que ha tenido que coger otro más lejos. Bueno, no podré hablar con ella pero al menos podré dormir. Una vez en el avión veo que su asiento está en la zona business y que casualmente si que hay asientos cerca del mío. Que cara que tiene y ahora entiendo que le diese una bebida al chico del mostrador. Ésta se las sabe todas, siempre he pensado que las brasileñas y las colombianas tienen muchísimo peligro. En fin, pensando positivo, podré dormir.

Después de dormir unas dos horas me dirijo con ella para hablar un poco. Me siento a su lado y la azafata me llama la atención que es zona business y no puedo estar allí. Le comento que será solo un momento a ver si se olvida... pero a la media hora vuelve y me echa del sitio.

Ya llegamos a Ciudad de México y paso el control de inmigración. Que fácil es pasarlo para México y que difícil para USA. Nos encontramos con Lucia que nos recoge para poder dejar el equipo en la oficina. Resulta que en la misma noche tiene que usarlo para hacer unas medidas. Esto si que es eficiencia :) Después de entregarlo nos dijimos a cenar para descansar un poco después del viaje. Vamos para la zona de Polanco porque si no a Melissa le va a dar un ataque al corazón :) Una vez allí, cenamos algo rápido ya que llegamos tarde y ya nos estaban echando. Melissa no comió mucho ya que comentó que no suele cenar. Durante el postre, nos indica que empieza a sentirse mal y que quiere irse rápidamente al hotel que tiene en el aeropuerto. Por el camino empieza a gritar a Lucia que pare el carro que necesita salir del carro... y antes de que pare... sorpresa... vomita en la tapicería del carro. Es gracioso, creo que me he subido a este coche 4 o 5 veces y ya he visto a 3 personas vomitar en él. Esas son otras historias para otros capítulos :) Después de parar, darle una coca cola y que echase el resto nos vamos para el aeropuerto. La pobre está avergonzada y nosotros no paramos de reír. Pero no nos reímos por que haya vomitado sino porque este carro tiene la mala suerte de ser vomitado por todos. La dejamos en el hotel y se despide rápidamente.

La vuelta se hace larga y el coche huele como que raro... :( Otra historia más que contar de la aventura mexicana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada